Skip to content

ITALIA(NO)

21/07/2010

La verdad que todo el concepto de drama romántico (y su variante todavía más insoportable, la comedia romántica) me parece bastante insufrible. Sin ánimo de ofender; es sólo decisión personal. Si está Julia Roberts, Sandra Bullock (un Óscar, ¿¡en serio!?), Cameron Díaz o alguien así, las probabilidades de que la película me parezca lo más cercano a un enema de café son considerablemente altas.

Y, hablando de Julia Roberts, el otro día me vi el trailer de su última peli: Eat, pray, love. Bueno, ya el título (¿que es un libro?) me sube la bilis un poco. La peli logró combinar magistralmente tres palabras que jamás, jamás deben aparecer en un título.

Eat: las películas de comida y la nariz y la boca y las papilas gustativas, y el estómago, y el colon y todo lo anterior que está vinculado con el amor y el sexo y todo eso me parecen una versión larga y ligeramente más compleja de un programa de cocina para amas de casa en horario primetime. Comida y sexo es una combinación que sólo debe existir en las pornos: llega el pizzero, cliente en pelotas, blah blah (ustedes saben el resto).

Pray: o es una película sobre la vida de santos o sobre el dalai lama o una película Lifetime (En realidad, de la lista, cualquiera podría estar en Lifetime). En cualquier caso, no, no va. Ni monjas ni curas ni mártires. Me gustan que las películas sean laicas.

Love: esto apunta al género comedia romántica o drama romántico. Ver primer párrafo (el enema puede ser de otra cosa)

Y la otra cosa. Esto lo deberían tomar como consejo, una crítica muy constructiva para los guionistas y directores: Si la película va sobre la mujer hermosa que, casualmente, está confundida sobre el sentido de la vida, el amor, la amistad, la familia, la ontología, la metafísica, la gastronomía, etc., No filmar (repetimos, NO filmar) en Italia. Basta de la Toscana, de Nápoles, de la gloria y hermosura del Circo Romano (a ver cuántos gladiadores le encontraron el sentido a la vida dentro de las fauces del león), la sensualidad del vino, la pasta (convengamos que la pasta es lo menos romántico del mundo. Trata de comerte un plato de espaguetis en una primera cita. La salsa de tomate no sale de la ropa), los italianos que qué buenos que están pero son más putos que no sé qué entonces no aprendes nada en el viaje, te quedas igual de imbécil salvo si, como suele pasar en la comedia/drama romántico, viene el italiano de turno que es más bueno que el pan con nutella y te enseña muchas cosas, tantas cosas que la vida se te transforma y todo lo demás. Y la variante del macho mediterráneo es la sabia mujer centenaria o el pescador de sardinas (que también puede estar bueno) o la mujer de vida simple, o sea, con esposo, hijos, suegra, y una casita en la campiña que la hizo hotel o bed and breakfast y es en donde se queda a dormir la protagonista y conoce al italiano de turno que le enseña que todos los sabores, sonidos, colores y olores del mundo están concetrados en una gota de vino de la uva tal o cual en barril de árbol de más cual. Y ahí saliva la tipa un poco y surge el amor.

Y cuando no surge el amor, no importa, porque el espectador sabe que, por fin, ha aprendido la confundida el sentido de la vida y todo lo demás y ya volver a su trabajo de abogada corporativa en la gran urbe no vale la pena porque lo lindo y lo bueno está en Italia.

No, basta de Italia. Italia no.

pd. No, no hay bonus points porque la Roberts se vaya a la India. Ni le da malaria, ni nada, todo glamour con los pétalos de rosa, el té, el Buda, y la ropa que no sé cómo se llama. Aaah, y ¿qué es eso del año sabático para buscar la paz interior? Sin trabajo y sin deudas. Y luego regresa (si es que regresa) y todo zen. Y a veces se traen de souvenir un nenito comprado adoptado…de la India, claro.

Anuncios
6 comentarios leave one →
  1. 21/07/2010 10:58 p07

    Claro, como Angelina Jolie que se está armando un arca de Noé con un nene de cada raza para cuando se venga la fin del mundo y ahí los quiero ver porque para reproducirse van a tener que incestuarse un poco, pero algún abogaducho de una corporación, que viajó a Italia y descubrió el sentido de la vida en una focaccia como Julia Roberts, va a decir que no es para tanto porque eran pibes comprados/adoptados y no hay que hacer tanto espamento porque peor sería que hubiese un cura de por medio… che, como peli esto no está tan mal. Incluso el apocalípsis podría ocurrir en Italia.

    • 21/07/2010 10:58 p07

      Yo no sé cómo hay tanta crisis en Italia. Con la cantidad de pseudonormales muchimillonarios que se van allá a revolcarse entre los girasoles y comprarse aceite de oliva. Debe ser que, en lugar de alquilarse un carro para recorrer la península, se montan en bici y se ahorran unos centavitos. Más romántico, siempre y cuando no usen el casco que le quita encanto.

  2. 21/07/2010 10:58 p07

    Excelente post! Lo vengo diciendo hace años: ¡Italia no! Qué combinación más tóxica que el romanticismo del viejo mundo mezclado con pseudo-filosofía zen y la película de comida (burlada por el popcorn de cine que es lo único que llena de aroma la sala donde compartes tu experiencia como en cafetería de fábrica).

    ¿Sabes cómo podría ser peor? Díganle al escritor de The Notebook que le de una pasadita al libreto antes de filmar la secuela.

    Un abrazo en repudio!

    • 21/07/2010 10:58 p07

      Para mí que el Coelho les hace los guiones. Y, otra cosa que no entiendo, cómo es que nunca le dan churras a los protagonistas estos que viajan. Si yo me como un samosa chaat en la India no hay buda ni niño huérfano que me saque del Gánges.

      Todo el concepto de autoencontrarse me parece un asco. Es un fenómeno particular de Europa y EEUU que se creen que todos tenemos la cantidad suficiente de dinero para abandonarlo todo y partir a un sitio “provocador”. Provocadora es Gaza y no van.

      Gracias por el comment y repudio compartido.

      • 21/07/2010 10:58 p07

        No sé si sea que se creen que tenemos el dinero per se, sino que nos quieren meter la fantasía en nuestro tiempo de entretenimiento por si alguna vez tenemos los chavos cooperemos con la industria de turismo (pero más para que nos quedemos trabajando tranquilitos con la meta bien de frente). Es una zanahoria de esas guindando delante de nosotros que cuando alguien alcance a morderla lo que va a decir es: ¿Y dónde coño está el guisado?

Trackbacks

  1. Tweets that mention ITALIA(NO) « sand(r)eces -- Topsy.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: